Gilbert C. Carpenter |

10 de febrero de 2020

¡Ah! No olvides que Dios es bueno y nunca envía dolor al hombre; Una confianza infantil es todo lo que necesitamos, Su poder curativo para ganar.

26 de enero de 2020

Vivo cada día como viene, Cada hora, cada momento, una oración; Miro hacia Dios para mi fuerza y ayuda Y lo encuentro en todas partes.

el abril 29 de 2017

Vigila que no fijes tus afectos en el agujero, en vez de en la luz que lo atraviesa.

el marzo 6 de 2017

Piensa bien y sé feliz, reflexiona y está contento.

el noviembre 16 de 2016

Lo que fluye de Dios al hombre es inagotable.