Alice Hale Cohen |

el octobre 11 de 2017

Los pensamientos derivados de Dios son otorgadores de vida.