Domingo 7 De Octubre De 2018 |

Domingo 7 De Octubre De 2018



Tema — La Irrealidad

Texto De Oro : Isaias 41 : 13



Yo Jehová tu Dios sostendré tu mano derecha, diciendo: No temas, yo te ayudaré




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: Salmos 118 : 1, 5, 6, 8, 10, 14


1     Alabad a Jehová, porque [Él es] bueno; porque para siempre [es] su misericordia.

5     Desde la angustia invoqué a JAH; y JAH me respondió, [poniéndome] en lugar espacioso.

6     Jehová [está] de mi lado, no temeré; ¿qué me puede hacer el hombre?

8     Mejor [es] confiar en Jehová que confiar en el hombre.

10     Todas las naciones me rodearon; pero en el nombre de Jehová yo las destruiré.

14     Mi fortaleza y mi canción [es] Jehová; y Él ha sido mi salvación.



Leccion Sermon



La Biblia


1. El Apocalipsis 19 : 6 (Alleluia)

6 ……     ¡Aleluya, porque reina el Señor Dios Todopoderoso!

2. Salmos 73 : 1, 2 (to ,), 3 (I was), 9, 16, 17, 24-26

1     Ciertamente bueno [es] Dios a Israel, a los limpios de corazón.

2     En cuanto a mí,

3……     tuve envidia de los insensatos, viendo la prosperidad de los impíos.

9     Ponen en el cielo su boca, y su lengua pasea la tierra.

16     Cuando pensé para saber esto; fue duro trabajo para mí,

17     hasta que entré en el santuario de Dios, [entonces] entendí la postrimería de ellos.

24     Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en gloria.

25     ¿A quién tengo yo en los cielos, [sino a ti]? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

26     Mi carne y mi corazón desfallecen; [mas] la Roca de mi corazón y mi porción [es] Dios para siempre.

3. Jueces 6 : 2 (to :), 6, 11, 12, 14, 22

2     Y la mano de Madián prevaleció contra Israel.

6     E Israel era en gran manera empobrecido por los madianitas. Y los hijos de Israel clamaron a Jehová.

11     Y vino el Ángel de Jehová, y se sentó debajo del alcornoque que [está] en Ofra, el cual era de Joás abiezerita; y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas.

12     Y el Ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová [es] contigo, varón esforzado.

14     Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fortaleza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

22     Y viendo Gedeón que [era] el Ángel de Jehová, dijo: Ah, Señor Jehová, que he visto al Ángel de Jehová cara a cara.

4. Jueces 7 : 2-4 (to :), 5 (to :), 6, 7, 19 (to 1st ,), 22 (to :)

2     Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo dé a los madianitas en su mano; no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado.

3     Ahora, pues, haz pregonar, que lo oiga el pueblo, diciendo: El que teme y se estremece, madrugue y vuélvase desde el monte de Galaad. Y se volvieron de los del pueblo veintidós mil; y quedaron diez mil.

4     Y Jehová dijo a Gedeón: Aún [es] mucho el pueblo; llévalos a las aguas, y allí yo te los probaré; y será que del que yo te dijere:

5     Entonces llevó el pueblo a las aguas:

6     Y fue el número de los que lamieron las aguas, llevándola con la mano a la boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se dobló sobre sus rodillas para beber las aguas.

7     Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y que se vaya toda la [demás] gente, cada uno a su lugar.

19     Llegó pues, Gedeón

22     Mas los trescientos tocaban las trompetas; y Jehová puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamento.

5. Jueces 8 : 10 (for), 22, 23

10     … y los muertos habían sido ciento veinte mil hombres que sacaban espada.

22     Y los israelitas dijeron a Gedeón: Sé nuestro señor, tú, y tu hijo, y tu nieto; pues que nos has librado de mano de Madián.

23     Mas Gedeón respondió: No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará: Jehová será vuestro Señor.

6. Isaias 41 : 10, 11, 29

10     No temas, porque yo [estoy] contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

11     He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; los que contienden contigo serán como nada y perecerán.

29     He aquí, todos [son] vanidad, y las obras de ellos nada; viento y vanidad [son] sus imágenes de fundición.

7. Lucas 8 : 40-42 (to 1st .), 49-56 (to :)

40     Y aconteció que cuando Jesús volvió, la multitud le recibió [con gozo]; porque todos le esperaban.

41     Y he aquí un varón llamado Jairo, que era príncipe de la sinagoga, vino, y postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa;

42     porque tenía una hija única, como de doce años, y ella se estaba muriendo.

49     Hablando aún Él, vino uno del príncipe de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto, no molestes más al Maestro.

50     Y oyéndolo Jesús, le respondió, diciendo: No temas; cree solamente, y será sanada.

51     Y entrado en casa, no dejó entrar a nadie, sino a Pedro, y a Jacobo, y a Juan, y al padre y a la madre de la muchacha.

52     Y lloraban todos, y hacían duelo por ella. Y Él dijo: No lloréis; no está muerta, sino duerme.

53     Y se burlaban de Él, sabiendo que estaba muerta.

54     Mas Él echó fuera a todos, y tomándola de la mano, le habló, diciendo: Muchacha, levántate.

55     Entonces su espíritu volvió, y se levantó en seguida; y Él mandó que le diesen de comer.

56     Y sus padres estaban atónitos;

8. I Pedro 3 : 12-16

12     Porque los ojos del Señor [están] sobre los justos, y sus oídos [atentos] a sus oraciones: Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.

13     ¿Y quién es aquel que os podrá dañar, si vosotros seguís el bien?

14     Mas también si alguna cosa padecéis por la justicia, [sois] bienaventurados. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni seáis turbados;

15     sino santificad al Señor Dios en vuestros corazones, y [estad] siempre preparados para responder con mansedumbre y temor a todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

16     teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.

9. Hebreos 13 : 6

6     De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; y: No temeré lo que me pueda hacer el hombre.



Ciencia y Salud


1. 102 : 2 (God)-3, 13 (man)-15

….     Dios gobierna todo lo que es real, armonioso y eterno, y Su poder no es ni animal ni humano …. el hombre, reflejando el poder de Dios, tiene dominio sobre toda la tierra y sus huestes.

2. 454 : 5-13

La comprensión, aun en cierto grado, del Todopoder divino destruye el temor y planta nuestros pies en la senda verdadera —la senda que conduce hacia la casa no hecha de manos, "eterna, en los cielos". El odio humano no tiene mandato legítimo ni reino. El Amor está entronizado. Que el mal o materia no tiene ni inteligencia ni poder, es la doctrina de la Ciencia Cristiana absoluta, y ésa es la gran verdad que arranca todo disfraz al error.

3. 378 : 10-18 (to ;)

Charles Napier, mirando, sin miedo, a los ojos a un tigre, lo hizo retroceder agazapado a la selva. Un animal puede enfurecer a otro con sólo mirarlo a los ojos, y pelearán los dos sin motivo. La mirada de un hombre, fijada sin temor en una bestia feroz, a menudo obliga a la bestia a retirarse aterrorizada. Ese último caso representa el poder de la Verdad sobre el error —el poder de la inteligencia ejercido sobre las creencias mortales para destruirlas;

4. 380 : 28-4

Nada es más desalentador que creer que existe un poder opuesto a Dios, o el bien, y que Dios provee de fuerza a ese poder antagónico para ser usada contra Él mismo, contra la Vida, la salud y la armonía. Toda ley de la materia o del cuerpo, que se supone que gobierna al hombre, es anulada y derogada por la ley de la Vida, Dios. No conociendo los derechos que Dios nos ha otorgado, nos sometemos a decretos injustos, y la influencia de la educación refuerza a esa esclavitud.

5. 180 : 17-24

Los médicos no debieran implantar la enfermedad en el pensamiento de sus pacientes, como lo hacen tan a menudo, declarando que la enfermedad es un hecho establecido, aun antes de disponerse a desarraigarla con la fe material que ellos inspiran. En lugar de inculcar temor en el pensamiento, debieran tratar de corregir ese elemento perturbador de la mente mortal, mediante la influencia del Amor divino, que echa fuera al temor.

6. 196 : 25-30

Muchos casos irremediables de enfermedad son ocasionados por una sola autopsia —no por infección, ni por contacto con un virus material, sino por el temor a la enfermedad y por la imagen presentada a la mente; son estados mentales que luego se expresan en el cuerpo.

7. 197 : 5-16

La descripción minuciosa de una enfermedad les cuesta a muchos el bienestar de sus días terrenales. ¡Qué precio a pagar por el conocimiento humano! Pero el precio no excede el costo original. Dios dijo del árbol del conocimiento, que produce el fruto del pecado, la enfermedad y la muerte: "El día que de él comieres, ciertamente morirá” Cuanto menos se hable de la estructura corpórea y de las leyes físicas, y más se piense y se hable acerca de la ley moral y espiritual, más elevada será la norma de la vida, y más se alejará a los mortales de la imbecilidad y las enfermedades. Debiéramos vencer el temor en vez de cultivarlo.

8. 371 : 5-19

Las disquisiciones acerca de enfermedades tienen un efecto mental similar al que experimentan los niños al relatarles cuentos de fantasmas en la oscuridad. Las personas no instruidas en Ciencia Cristiana nada entienden realmente acerca de la existencia material. Se cree que los mortales están aquí sin su consentimiento y que también son trasladados sin tomar en cuenta su voluntad, sin saber por qué ni cuándo. Así como los niños atemorizados buscan por todas partes al fantasma imaginario, la enferma humanidad ve peligros en todas direcciones y busca alivio por todos los medios menos por el correcto. La oscuridad causa temor. El adulto, esclavizado por sus creencias, no comprende su ser verdadero mejor de lo que lo comprende el niño; y hay que sacar al adulto de sus tinieblas, antes que pueda librarse de los sufrimientos engañosos que abundan en el crepúsculo. El camino en la Ciencia divina es la única salida de esa condición.

9. 288 : 31-6

La Verdad eterna destruye lo que los mortales parecen haber aprendido del error, y la existencia real del hombre como hijo de Dios sale a la luz. La Verdad demostrada es vida eterna. El hombre mortal nunca podrá elevarse de los escombros temporales del error, de la creencia en el pecado, la enfermedad y la muerte, hasta que aprenda que Dios es la única Vida. La creencia de que la vida y la sensación están en el cuerpo debe ser vencida comprendiendo lo que constituye al hombre como imagen de Dios.

10. 130 : 26-7

Si el pensamiento se alarma por la energía con que la Ciencia reivindica la supremacía de Dios, o la Verdad, y pone en duda la supremacía del bien, ¿no debiéramos, por el contrario, asombrarnos de las vigorosas pretensiones del mal y dudar de ellas, y ya no pensar que es natural amar el pecado y contranatural abandonarlo —ya no imaginarnos que el mal está siempre presente y que el bien está ausente? La verdad no debiera parecernos tan asombrosa y contranatural como el error, y el error no debiera parecernos tan real como la verdad. La enfermedad no debiera parecernos tan real como la salud. No hay error en la Ciencia, y nuestra vida tiene que estar gobernada por la realidad para estar en armonía con Dios, el Principio divino de todo ser. Una vez destruida por la Ciencia divina, desaparece la falsa evidencia ante los sentidos corporales.

11. 411 : 27-4

Comenzad siempre vuestro tratamiento apaciguando el temor de los pacientes. En silencio aseguradles de su inmunidad de enfermedad y peligro. Observad el resultado de esa regla sencilla de la Ciencia Cristiana, y encontraréis que alivia los síntomas de toda enfermedad. Si lográis eliminar el temor por completo, vuestro paciente queda sano. La gran verdad de que Dios lo gobierna todo afectuosamente y nunca castiga nada excepto el pecado es vuestro punto de partida, desde el cual avanzar y destruir el temor humano a la enfermedad.

12. 406 : 19-24 (to ,)

Resistid el mal —toda clase de error— y huirá de vosotros. El error se opone a la Vida. Podemos elevarnos, y finalmente nos elevaremos, a tal punto que nos valdremos, en toda dirección, de la supremacía de la Verdad sobre el error, de la Vida sobre la muerte y del bien sobre el mal, y ese crecimiento continuará hasta que lleguemos a la plenitud de la idea de Dios.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████