Domingo 31 De Marzo De 2019 |

Domingo 31 De Marzo De 2019



Tema — La Realidad

Texto De Oro : Eclesiastes 3 : 14



Yo he entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo: sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de Él teman los hombres.




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: Salmos 19 : 1, 7-10, 14


1     Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

7     La ley de Jehová [es] perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová [es] fiel, que hace sabio al sencillo.

8     Los mandamientos de Jehová [son] rectos, que alegran el corazón; el precepto de Jehová, [es] puro, que alumbra los ojos.

9     El temor de Jehová, [es] limpio, que permanece para siempre; los juicios de Jehová [son] verdad, todos justos.

10     Deseables [son] más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que la miel, y la que destila del panal.

14     Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, Roca mía, y Redentor mío.



Leccion Sermon



La Biblia


1. Salmos 16 : 1, 2 (to :), 5, 8, 10, 11

1     Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.

2     [Oh alma mía], dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor;

5     Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa. Tú sustentas mi suerte.

8     A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra no seré conmovido.

10     Porque no dejarás mi alma en el infierno; ni permitirás que tu Santo vea corrupción.

11     Me mostrarás la senda de la vida: Plenitud de gozo hay en tu presencia; delicias en tu diestra para siempre.

2. Isaias 43 : 1-5, 7

1     Y ahora, así dice Jehová Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

2     Cuando pasares por las aguas, yo [seré] contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pasares por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

3     Porque yo soy Jehová tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador: A Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

4     Porque en mis ojos fuiste de grande estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu alma.

5     No temas, porque yo soy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré

7     todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los creé, los formé y los hice.

3. Daniel 3 : 1 (to 1st ,), 8, 9 (to 1st ,), 12, 14, 15 (if ye worship not)-18, 21, 24, 25, 27

1     El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro,

8     Por esto en aquel tiempo algunos varones caldeos vinieron, y denunciaron a los judíos. 9 Hablando y diciendo al rey Nabucodonosor:

12     Hay unos varones judíos, los cuales pusiste tú sobre los negocios de la provincia de Babilonia; Sadrac, Mesac, y Abed-nego; estos varones, oh rey, no han hecho cuenta de ti; no adoran tus dioses, no adoran la estatua de oro que tú levantaste.

14     Habló Nabucodonosor, y les dijo: ¿[Es] verdad Sadrac, Mesac, y Abed-nego, que vosotros no honráis a mis dioses, ni adoráis la estatua de oro que he levantado?

15     … Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y quién será el Dios que os pueda librar de mis manos?

16     Sadrac, Mesac, y Abed-nego respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: No tenemos necesidad de responderte sobre este asunto.

17     He aquí nuestro Dios a quien servimos, puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.

18     Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua de oro que has levantado.

21     Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, y sus calzas, y sus mitras, y sus [demás] vestiduras, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.

24     Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó de prisa, y habló, y dijo a los de su consejo: ¿No echaron tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron y dijeron al rey: Es verdad, oh rey.

25     Respondió él y dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego, y ningún daño hay en ellos; y el parecer del cuarto es semejante al Hijo de Dios.

27     Y se juntaron los grandes, los gobernadores, los capitanes, y los del consejo del rey, para mirar estos varones, cómo el fuego no se enseñoreó de sus cuerpos, ni cabello de sus cabezas fue quemado, ni sus ropas se mudaron, ni olor de fuego había pasado por ellos.

4. Lucas 17 : 11-14

11     Y aconteció que yendo Él a Jerusalén, pasó por medio de Samaria y de Galilea.

12     Y entrando en una aldea, le vinieron al encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a lo lejos,

13     y alzaron la voz, diciendo: Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros.

14     Y cuando Él [los] vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que yendo ellos, fueron limpiados.

5. I Corintios 13 : 9, 10

9     Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

10     mas cuando venga lo que es perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

6. I Juan 5 : 18, 20

18     Sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca, porque el que es engendrado de Dios, se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca.

20     Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna.

7. Romanos 12 : 1, 2

1     Por tanto, os ruego hermanos por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, [que es] vuestro servicio racional. 2 Y no os conforméis a este mundo; mas transformaos por la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál [sea] la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

8. Mateo 5 : 48

48     Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en el cielo es perfecto.



Ciencia y Salud


1. 335 : 27-28

La realidad es espiritual, armoniosa, inmutable, inmortal, divina, eterna.

2. 475 : 11-13

El Hombre es espiritual y perfecto; y porque es espiritual y perfecto, tiene que ser comprendido así en la Ciencia Cristiana.

3. 259 : 6-21

En la Ciencia divina, el hombre es la imagen verdadera de Dios. La naturaleza divina se expresó de la mejor manera en Cristo Jesús, quien reflejó más exactamente a Dios a los mortales y elevó sus vidas a un nivel más alto que el que les concedían sus pobres modelos de pensamiento — pensamientos que presentaban al hombre como caído, enfermo, pecador y mortal. La comprensión, semejante a la de Cristo, del ser científico y de la curación divina, incluye un Principio perfecto y una idea perfecta —Dios perfecto y hombre perfecto— como base del pensamiento y de la demostración.

Si el hombre fue antes perfecto pero ha perdido ahora su perfección, entonces los mortales nunca han visto en el hombre la imagen refleja de Dios. La imagen perdida no es imagen. La semejanza verdadera no puede perderse al reflejar lo divino. Comprendiendo eso, Jesús dijo: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

4. 253 : 32-8

El mandato divino: "Sed, pues, vosotros perfectos" es científico, y los pasos humanos que conducen a la perfección son indispensables. Son consecuentes quienes, velando y orando, pueden "correr, y no cansarse;... caminar, y no fatigarse", que logran el bien rápidamente y mantienen su posición, o que lo obtienen lentamente y no se rinden al desaliento.

Dios exige perfección, pero no antes que se pelee la batalla entre el Espíritu y la carne y se logre la victoria.

5. 414 : 26-31

Tened presente la realidad del ser — que el hombre es la imagen y semejanza de Dios, en quien toda la existencia está exenta de dolor y es permanente. Recordad que la perfección del hombre es real e intachable, mientras que la imperfección es culpable, irreal, y no es producida por el Amor divino.

6. 275 : 20-24

La metafísica divina, según es revelada a la comprensión espiritual, demuestra con claridad que todo es Mente y que la Mente es Dios, omnipotencia, omnipresencia, omnisciencia —es decir, todo poder, toda presencia, toda Ciencia. Por lo tanto, todo es, en realidad, la manifestación de la Mente.

7. 337 : 10-11

Según la Ciencia divina, el hombre es en cierta medida tan perfecto como la Mente que lo forma.

8. 353 : 14 (Time)-19

El tiempo aún no ha alcanzado la eternidad, la inmortalidad, la realidad completa. Todo lo real es eterno. La perfección es la base de la realidad. Sin perfección nada es absolutamente real. Todas las cosas continuarán desapareciendo, hasta que aparezca la perfección y se alcance la realidad.

9. 478 : 24-27

Desde el comienzo hasta el fin, todo lo que es mortal se compone de creencias humanas materiales y de nada más. Es real sólo lo que refleja a Dios.

10. 130 : 32-5

La verdad no debiera parecernos tan asombrosa y contranatural como el error, y el error no debiera parecernos tan real como la verdad. La enfermedad no debiera parecernos tan real como la salud. No hay error en la Ciencia, y nuestra vida tiene que estar gobernada por la realidad para estar en armonía con Dios, el Principio divino de todo ser.

11. 475 : 28-5

El hombre es incapaz de pecar, enfermar y morir. El hombre verdadero no puede desviarse de la santidad, ni puede Dios, quien desarrolla al hombre, engendrar la facultad o libertad de pecar. Un pecador mortal no es el hombre de Dios. Los mortales son contrahechuras de los inmortales. Son los hijos del maligno, o el único mal, que declara que el hombre comienza en polvo o como embrión material. En la Ciencia divina, Dios y el hombre verdadero son inseparables como Principio divino e idea.

12. 258 : 25-30

Los mortales tienen un concepto muy imperfecto del hombre espiritual y del ámbito infinito de su pensamiento. A él pertenece la Vida eterna. No habiendo nacido jamás y jamás habiendo de morir, le sería imposible al hombre, bajo el gobierno de Dios en la Ciencia eterna, caer de su estado elevado.

13. 297 : 32 (Sickness)-4

La enfermedad, el pecado y la muerte son las vagas realidades de conclusiones humanas. La Vida, la Verdad y el Amor son las realidades de la Ciencia divina. Amanecen en la fe y resplandecen de lleno en la comprensión espiritual.

14. 393 : 29-4

El hombre nunca está enfermo, porque la Mente no está enferma y la materia no puede estarlo. Una creencia falsa es a la vez el tentador y el tentado, el pecado y el pecador, la enfermedad y su causa. Es bueno estar calmado durante la enfermedad; estar esperanzado es aún mejor; pero comprender que la enfermedad no es real y que la Verdad puede destruir su aparente realidad, es lo mejor de todo, ya que esa comprensión es el remedio universal y perfecto.

15. 161 : 3-10

Decís: "Me he quemado el dedo". Ésta es una declaración exacta, más exacta de lo que suponéis; porque la mente mortal, y no la materia, es lo que lo quema. La inspiración sagrada ha creado estados mentales que han sido capaces de anular la acción de las llamas, como en el caso bíblico de los tres jóvenes hebreos cautivos, que fueron echados al horno babilónico; mientras que un estado mental opuesto podría producir combustión espontánea.

16. 260 : 7-12

Las concepciones del pensamiento mortal y errado tienen que someterse al ideal de todo lo que es perfecto y eterno. A través de muchas generaciones las creencias humanas irán obteniendo concepciones más divinas, y se reconocerá finalmente que el modelo perfecto e inmortal de la creación de Dios es la única concepción verdadera del ser.

17. 470 : 11-16 (to 1st .), 32-5

La Ciencia divina explica la afirmación abstracta que hay una sola Mente por la manifiesta proposición que sigue: Si Dios, o el bien, es real, entonces el mal, la desemejanza de Dios, es irreal. Y el mal sólo puede parecer real atribuyendo realidad a lo irreal.

Las relaciones entre Dios y el hombre, el Principio divino y la idea divina, son indestructibles en la Ciencia; y la Ciencia no conoce ningún alejamiento de la armonía ni retorno a ella, sino mantiene que el orden divino o ley espiritual, en que Dios y todo lo que es creado por Él son perfectos y eternos, ha permanecido inalterado en su historia eterna.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████