Domingo 3 De Marzo De 2019 |

Domingo 3 De Marzo De 2019



Tema — Cristo Jesus

Texto De Oro : Juan 14 : 6



Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: II Corintios 4 : 1-6


1     Por tanto, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos;

2     antes bien hemos renunciado a lo oculto y deshonesto, no andando con astucia, ni usando la palabra de Dios con engaño, sino que por la manifestación de la verdad, nos recomendamos a la conciencia de todo hombre delante de Dios.

3     Que si nuestro evangelio está aún encubierto, para los que se pierden está encubierto;

4     en los cuales el dios de este mundo cegó la mente de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

5     Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo el Señor; y nosotros vuestros siervos por Jesús.

6     Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.



Leccion Sermon



La Biblia


1. Mateo 1 : 23

23     He aquí una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emmanuel, que interpretado es: Dios con nosotros

2. Lucas 4 : 14, 16-18, 21

14     Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y salió su fama por toda la tierra de alrededor.

16     Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró el día sábado en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.

17     Y le fue dado el libro del profeta Isaías. Y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18     El Espíritu del Señor [está] sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados:

21     Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oídos.

3. Marcos 8 : 11-13 (to ,), 14 (to ,), 15-17 (to 2nd ,), 18-21

11     Y vinieron los fariseos y comenzaron a altercar con Él, y tentándole, le pedían señal del cielo.

12     Y gimiendo en su espíritu, dijo: ¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación.

13     dejándolos,

14     Y [los discípulos] se habían olvidado de tomar pan,

15     Y les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y [de] la levadura de Herodes.

16     Y discutían entre sí, diciendo: [Es] porque no tenemos pan.

17     Y cuando Jesús lo entendió, les dijo:

18     ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no os acordáis?

19     Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántos canastos llenos de los pedazos alzasteis? Y le dijeron: Doce.

20     Y cuando los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántos canastos llenos de los pedazos alzasteis? Y ellos dijeron: Siete.

21     Y les dijo: ¿Cómo es que aún no entendéis?

4. Lucas 18 : 1-8

1     Y les dijo también una parábola sobre que es necesario orar siempre, y no desmayar,

2     diciendo: Había un juez en una ciudad, el cual ni temía a Dios, ni respetaba a hombre.

3     Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo: Hazme justicia de mi adversario.

4     Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,

5     sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo, al fin me fastidie.

6     Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.

7     ¿Y no cobrará Dios venganza por sus escogidos, que claman a Él día y noche, aunque sea longánimo para con ellos?

8     Os digo que pronto cobrará venganza por ellos. Pero cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?

5. Lucas 7 : 1-10

1     Y cuando acabó todas sus palabras a oídos del pueblo, entró en Capernaúm.

2     Y el siervo de un centurión, a quien éste tenía en estima, estaba enfermo y a punto de morir.

3     Y cuando oyó de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo.

4     Y viniendo ellos a Jesús, en seguida le rogaron, diciéndole: Es digno de que le concedas esto;

5     porque ama a nuestra nación, y él nos edificó una sinagoga.

6     Entonces Jesús fue con ellos. Y cuando ya no estaban lejos de su casa, el centurión le envió unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo;

7     por lo que ni siquiera me tuve por digno de venir a ti; mas di la palabra, y mi siervo será sano.

8     Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados bajo mi cargo; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.

9     Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

10     Y volviendo a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo.

6. Mateo 16 : 13-17, 19, 24, 27

13     Y viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?

14     Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas.

15     Él les dice: ¿Y vosotros quién decís que soy yo?

16     Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

17     Y respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres Simón hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en el cielo.

19     Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en el cielo.

24     Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

27     Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles; y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

7. Mateo 5 : 16

16     Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en el cielo.



Ciencia y Salud


1. 180 : 25-30

Cuando el hombre es gobernado por Dios, la Mente siempre presente que comprende todas las cosas, el hombre sabe que para Dios todas las cosas son posibles. El único camino que conduce a esa Verdad viviente, que sana a los enfermos, se halla en la Ciencia de la Mente divina, como la enseñó y demostró Cristo Jesús

2. xi : 9-16 (to 2nd ,)

La curación física en la Ciencia Cristiana resulta ahora, como en tiempos de Jesús, de la operación del Principio divino, ante la cual el pecado y la enfermedad pierden su realidad en la consciencia humana y desaparecen tan natural y tan inevitablemente como las tinieblas ceden lugar a la luz y el pecado a la reforma. Ahora, como entonces, estas obras poderosas no son sobrenaturales, sino supremamente naturales. Son la señal de Emanuel, o "Dios con nosotros"

3. 332 : 9 (Christ)-15

El Cristo es la verdadera idea que proclama al bien, el divino mensaje de Dios a los hombres que habla a la consciencia humana.

El Cristo es incorpóreo, espiritual —sí, la imagen y semejanza divina, que disipa las ilusiones de los sentidos;

el Camino, la Verdad y la Vida, que sana a los enfermos y echa fuera males, y que destruye al pecado, a la enfermedad y a la muerte.

4. 473 : 12-13 (to 2nd ,)

Jesús es el nombre del hombre que, más que todos los otros hombres, ha presentado el Cristo,

5. 51 : 19-21

Su ejemplo consumado fue para la salvación de todos nosotros, pero sólo a condición de que hagamos las obras que él hizo y que enseñó a hacer a los demás.

6. 38 : 26-32

A los sepultados en la creencia del pecado y el egoísmo, que sólo vivían para el placer o para la satisfacción de los sentidos, en esencia les dijo:

Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís; no sea que entendáis y os convirtáis, y yo os sane. Enseñó que los sentidos materiales impiden entrada a la Verdad y a su poder sanativo.

7. 33 : 18-26

Cuando el elemento humano en él luchaba con el divino, nuestro gran Maestro dijo: "¡No se haga mi voluntad, sino la Tuya!" —a saber: No sea la carne, sino el Espíritu, lo que esté representado en mí.

Eso es la nueva comprensión del Amor espiritual. Da todo por Cristo, o la Verdad. Bendice a sus enemigos, sana a los enfermos, echa fuera el error, resucita a los muertos en delitos y pecados y anuncia el evangelio a los pobres, a los mansos de corazón.

8. 135 : 26-14

El cristianismo como Jesús lo enseñó no era un credo ni un sistema de ceremonias ni un don especial de un Jehová ritualista; sino que era la demostración del Amor divino expulsando al error y sanando a los enfermos, no meramente en el nombre de Cristo, o la Verdad, sino en demostración de la Verdad, como tiene que ser en los ciclos de la luz divina.

Jesús estableció su iglesia y mantuvo su misión sobre la base espiritual de la curación mediante el Cristo. Enseñó a sus seguidores que su religión tenía un Principio divino que podía expulsar al error y sanar tanto al enfermo como al pecador. No pretendió tener inteligencia, acción, ni vida separadas de Dios. A pesar de la persecución que eso le ocasionó, utilizó su poder divino para salvar a los hombres tanto corporal como espiritualmente.

Entonces, como ahora, se suscita la pregunta: ¿Cómo sanaba Jesús a los enfermos? Su respuesta a esa pregunta fue rechazada por el mundo. Él recurrió a sus discípulos: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?" Esto es: ¿Quién o qué es lo que así se identifica con la expulsión de los demonios y la curación de los enfermos?

9. 137 : 16 (Simon)-25

..., Simón contestó por sus hermanos, y su respuesta expuso una gran verdad:

"¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!"

Esto es: El Mesías es lo que has dado a conocer —Cristo, el espíritu de Dios, de la Verdad, la Vida y el Amor, que cura mentalmente. Esa afirmación le mereció

la bendición de Jesús: "Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos"; es decir, ¡el Amor te ha enseñado el camino de la Vida!

10. 560 : 30-4

Ignorancia respecto a la idea divina indica inmediatamente mayor ignorancia respecto al Principio divino de la idea —ignorancia respecto a la Verdad y el Amor. La comprensión de la Verdad y el Amor, el Principio que cumple los objetivos del bien eterno y destruye tanto a la fe en el mal como a la práctica del mal, conduce al discernimiento de la idea divina.

11. 138 : 9-11, 17-22

Sobre esa base espiritualmente científica Jesús explicaba sus curaciones, las cuales parecían milagrosas a los profanos.

Jesús estableció en la era cristiana el precedente para todo cristianismo, toda teología y toda curación. Los cristianos están bajo órdenes tan directas ahora, como lo estaban entonces, de asemejarse a Cristo, de tener el espíritu de Cristo, de seguir el ejemplo de Cristo, y de sanar al enfermo así como al pecador.

12. 132 : 20-27

Hoy, como antaño, inconsciente de la reaparición de la idea espiritual, la creencia ciega le cierra la puerta y condena la curación de los enfermos y de los pecadores si se efectúa por medio de cualquier teoría que no sea material y doctrinal. Previendo ese rechazo al idealismo, a la verdadera idea de Dios — a esa salvación de todo error físico y mental— Jesús preguntó:

"Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?"

13. 37 : 16-17

¿Cuándo aprenderán los que profesan ser seguidores de Jesús a emularlo en todo y a imitar sus poderosas obras?

14. 55 : 22-26

La hora de la reaparición de la curación divina se presenta en todo tiempo; y quienquiera que ponga su todo terrenal sobre el altar de la Ciencia divina, bebe ahora de la copa del Cristo y es dotado del espíritu y del poder de la curación cristiana.

15. 34 : 13 (to all), 14 (will)-17

Si todos…. tomaran la cruz, sanaran enfermos, echaran fuera males y anunciaran el Cristo, o la Verdad, a los pobres —los de pensamiento receptivo— traerían el milenio.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████