Domingo 24 De Marzo De 2019 |

Domingo 24 De Marzo De 2019



Tema — La Materia

Texto De Oro : Jeremias 2 : 11



¿Acaso alguna Nación ha cambiado [sus] dioses, aunque ellos no son Dioses?




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: Isaias 51 : 4-6; Isaias 32 : 17, 18


4     Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi juicio descubriré para luz de pueblos.

5     Cercana [está] mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; las islas esperarán en mí, y en mi brazo pondrán su esperanza.

6     Alzad a los cielos vuestros ojos, y mirad abajo a la tierra; porque los cielos serán deshechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir, y de la misma manera perecerán sus moradores; pero mi salvación será para siempre, mi justicia no perecerá.

17     Y la obra de la justicia será paz; y el efecto de la justicia, reposo y seguridad para siempre.

18     Y mi pueblo habitará en morada de paz, y en habitaciones seguras, y en recreos de reposo.



Leccion Sermon



La Biblia


1. Salmos 90 : 1, 2

1     Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación.

2     Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo; Desde la eternidad y hasta la eternidad, tú eres Dios.

2. Salmos 115 : 1-8, 11

1     No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria; por tu misericordia, por tu verdad.

2     ¿Por qué han de decir las gentes: ¿Dónde [está] ahora su Dios?

3     Nuestro Dios [está] en los cielos; todo lo que quiso ha hecho.

4     Los ídolos de ellos [son] plata y oro, obra de manos de hombres.

5     Tienen boca, mas no hablan; tienen ojos, mas no ven;

6     orejas tienen, mas no oyen; tienen narices, mas no huelen;

7     manos tienen, mas no palpan; tienen pies, mas no andan; ni hablan con su garganta;

8     como ellos son los que los hacen, y cualquiera que en ellos confía.

11     Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová: Él [es] su ayuda y su escudo.

3. II Reyes 6 : 1, 2, 4 (And)-7

1     Los hijos de los profetas dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en que moramos contigo nos es estrecho.

2     Vamos ahora al Jordán, y tomemos de allí cada uno una viga, y hagámonos allí lugar en que habitemos. Y él dijo: Andad.

4     y como llegaron al Jordán, cortaron la madera.

5     Y aconteció que derribando uno un árbol, se le cayó el hacha en el agua; y dio voces, diciendo: ¡Ah, señor mío, que era prestada!

6     Y el varón de Dios dijo: ¿Dónde cayó? Y él le mostró el lugar. Entonces cortó él un palo, y lo echó allí; e hizo nadar el hierro.

7     Y dijo: Tómalo. Y él tendió la mano, y lo tomó.

4. Isaias 10 : 15

15     ¿Se gloriará el hacha contra el que con ella corta? ¿Se ensoberbecerá la sierra contra el que la mueve? ¡Como si el bordón se levantase contra el que lo levanta! ¡Como si se levantase la vara [como si] no fuese leño!

5. Habaquc 2 : 18-20

18     ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿La estatua de fundición, que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra?

19     ¡Ay del que dice al palo; Despiértate; y a la piedra muda: Levántate! ¿Podrá él enseñar? He aquí él está cubierto de oro y plata, y no [hay] espíritu dentro de él.

20     Mas Jehová [está] en su santo templo; calle delante de Él toda la tierra.

6. Mateo 14 : 14

14     Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

7. Juan 6 : 1, 2, 5, 8-12, 16-21, 24-27

1     Después de estas cosas, Jesús se fue al otro lado del mar de Galilea, que es de Tiberias. 2 Y le seguía gran multitud, porque veían sus milagros que hacía en los enfermos.

5     Cuando Jesús alzó [sus] ojos, y vio una gran multitud que había venido a Él, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?

8     Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:

9     Un muchacho está aquí que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; pero ¿qué es esto entre tantos?

10     Entonces Jesús dijo: Haced recostar los hombres. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron, en número como de cinco mil varones.

11     Y Jesús tomando los panes, habiendo dado gracias, [los] repartió a los discípulos, y los discípulos a los que estaban recostados; y asimismo de los peces, cuanto querían.

12     Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

16     Y al anochecer, descendieron sus discípulos al mar;

17     y entrando en una barca, se fueron al otro lado del mar hacia Capernaúm. Y era ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos.

18     Y se levantó el mar por un gran viento que soplaba.

19     Y cuando hubieron remado como veinticinco o treinta estadios, vieron a Jesús que ndaba sobre el mar y se acercaba a la barca; y tuvieron miedo.

20     Pero Él les dijo: Yo soy, no temáis.

21     Ellos entonces con gusto le recibieron en la barca; y en seguida la barca llegó a la tierra adonde iban.

24     Cuando vio, pues, la gente que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, ellos también entraron en unas barcas y vinieron a Capernaúm, buscando a Jesús.

25     Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?

26     Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo: Me buscáis, no porque visteis los milagros, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.

27     Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a Éste señaló Dios el Padre.

8. Mateo 6 : 19, 20, 24 (Ye), 25 (to .), 32 (for your), 33

19     No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan.

20     Mas haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla, ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan

24     No podéis servir a Dios y a las riquezas.

25     Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer, o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir.

32     vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

33     Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.



Ciencia y Salud


1. 468 : 9 (There)-11

No hay vida, verdad, inteligencia ni sustancia en la materia. Todo es Mente infinita y su manifestación infinita, porque Dios es Todo-en-todo.

2. 295 : 5-11

Dios crea y gobierna el universo, incluso el hombre. El universo está lleno de ideas espirituales, que Dios desarrolla, y éstas obedecen a la Mente que las crea. La mente mortal quisiera transformar lo espiritual en lo material y después recuperar la entidad original del hombre para escapar de la mortalidad de ese error.

3. 335 : 7 (Spirit)-12

El Espíritu, Dios, lo ha creado todo en Sí mismo y de Sí mismo. El Espíritu nunca creó a la materia. No hay nada en el Espíritu de lo cual se pudiera hacer materia, porque, como la Biblia declara, sin el Logos, el Eón o el Verbo de Dios, "nada de lo que ha sido hecho fue hecho".

4. 134 : 21-8

Se puede demostrar que el verdadero Logos es la Ciencia Cristiana, la ley natural de la armonía que vence a la discordia —no porque esta Ciencia sea sobrenatural, o preternatural, ni porque sea una infracción de la ley divina, sino porque es la ley inmutable de Dios, el bien. Jesús dijo: "Yo sabía que siempre me oyes"; y resucitó a Lázaro de entre los muertos, calmó la tempestad, sanó a los enfermos y anduvo sobre las aguas. Hay autoridad divina para creer en la superioridad del poder espiritual sobre la resistencia material. Un milagro cumple con la ley de Dios pero no la quebranta. Ese hecho parece ahora más misterioso que el milagro mismo. El Salmista exclamó: "¿Qué tuviste, oh mar, que huiste?

¿Y tú, oh Jordán, que te volviste atrás? Oh montes, ¿por qué saltasteis como carneros, y vosotros, collados. como corderitos? A la presencia de Jehová tiembla la tierra, a la presencia del Dios de Jacob". El milagro no introduce desorden, sino que revela el orden primordial, estableciendo la Ciencia de la ley inmutable de Dios.

5. 127 : 23-2 (to 1st .)

No hay ciencia física, puesto que toda verdad procede de la Mente divina. Por tanto, la verdad no es humana, ni es una ley de la materia, porque la materia no es un legislador. La Ciencia es una emanación de la Mente divina, y sólo ella es capaz de interpretar a Dios correctamente. Su origen es espiritual, no material. Es una declaración divina —el Consolador que guía a toda la verdad. La Ciencia Cristiana se aparta de lo que se llama ciencia natural, en tanto que ésta se funde en las falsas hipótesis de que la materia es su propio legislador, que la ley se basa sobre condiciones materiales y que éstas son definitivas y superan el poder de la Mente divina.

6. 162 : 12-22

Los experimentos han confirmado el hecho de que la Mente gobierna al cuerpo, no sólo en un caso, sino en todos los casos. Las indestructibles facultades del Espíritu existen sin las condiciones de la materia y también sin las creencias erróneas de una llamada existencia material. Aplicando en la práctica las reglas de la Ciencia, la autora ha restablecido la salud en casos de enfermedades tanto crónicas como agudas, en sus formas más graves. Se han cambiado secreciones, se ha renovado el organismo, se han alargado extremidades encogidas, se ha devuelto la flexibilidad a articulaciones anquilosadas y se ha restaurado a su estado normal a huesos cariados.

7. 273 : 1-4, 7-18, 21-28

La materia y sus pretensiones de pecado, enfermedad y muerte son contrarias a Dios y no pueden emanar de Él. No existe verdad material. Los sentidos físicos no pueden tener conocimiento de Dios y de la Verdad espiritual….Las deducciones de hipótesis materiales no son científicas. Difieren de la Ciencia verdadera, porque no se basan en la ley divina. La Ciencia divina invierte el falso testimonio de los sentidos materiales y así destruye los fundamentos del error. De ahí el antagonismo entre la Ciencia y los sentidos y la imposibilidad de lograr una comprensión perfecta antes de eliminar los errores de los sentidos.

Las llamadas leyes de la materia y de la ciencia médica jamás han hecho sanos, armoniosos e inmortales a los mortales. El hombre es armonioso cuando es gobernado por el Alma.

Dios nunca decretó una ley material para anular la ley espiritual. Si hubiera tal ley material, se opondría a la supremacía del Espíritu, Dios, e impugnaría la sabiduría del creador. Jesús anduvo sobre las olas, alimentó a las multitudes, sanó a los enfermos y resucitó a los muertos en directa oposición a las leyes materiales. Sus actos eran la demostración de la Ciencia, venciendo las falsas pretensiones de los sentidos o leyes materiales.

8. 485 : 2-7

Sentido material es una frase absurda, pues la materia no tiene sensación. La Ciencia declara que la Mente, no la materia, ve, oye, siente y habla. Todo lo que contradiga esa declaración es el concepto falso que de continuo traiciona a los mortales entregándolos a la enfermedad, al pecado y a la muerte.

9. 479 : 8 only, 10-15

La materia no es auto existente ni producto del Espíritu….. La materia no puede ver, sentir, oír, gustar ni oler. No se conoce a sí misma —no puede sentirse, verse ni comprenderse a sí misma. Quítese la llamada mente mortal, que constituye la supuesta entidad de la materia, y la materia no podrá tener conocimiento de la materia

10. 205 : 7-13

¿Cuándo será desenmascarado el error de creer que hay vida en la materia y que el pecado, la enfermedad y la muerte son creaciones de Dios? ¿Cuándo se comprenderá que la materia no tiene ni inteligencia, ni vida, ni sensación, y que la opositora creencia es la prolífica fuente de todo sufrimiento? Dios creó todo por medio de la Mente, y lo hizo todo perfecto y eterno.

11. 492 : 13-21 (to 2nd .), 25-28

Constantemente toman la palabra nuevos pensamientos. Estas dos teorías contradictorias —que la materia es algo, o que todo es Mente — se disputarán el terreno hasta que se reconozca que una de las dos es la victoriosa. Hablando de su campaña, el General Grant dijo:

"Me propongo mantenerme en esta línea hasta terminar la contienda, aunque tome todo el verano". La Ciencia dice: Todo es Mente e idea de la Mente. Tenéis que manteneros en esa línea hasta terminar la contienda. La materia no os puede dar ayuda alguna.

Dios es Mente, y Dios es infinito; por tanto, todo es Mente. Sobre esa declaración descansa la Ciencia del ser, y el Principio de esa Ciencia es divino y demuestra armonía e inmortalidad.

12. 390 : 32-6

Elevaos en la consciente fortaleza del espíritu de la Verdad para trastornar los argumentos de la mente mortal, alias materia, dispuesta a batallar contra la supremacía del Espíritu. Borrad las imágenes del pensamiento mortal y sus creencias en enfermedad y pecado.

Entonces, cuando seáis entregados al juicio de la Verdad, el Cristo, el juez dirá: "¡Estáis sanos!"


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████