Domingo 13 De Enero De 2019 |

Domingo 13 De Enero De 2019



Tema — Sacramento

Texto De Oro : I Pedro 5 : 2



Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, voluntariamente; de ánimo pronto




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: Ezequiel 34 : 11-13, 23, 28, 30, 31


11     Porque así dice Jehová el Señor: He aquí, yo mismo iré a buscar mis ovejas, y las reconoceré.

12     Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad.

13     Y yo las sacaré de los pueblos, y las juntaré de las tierras; y las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel por las riberas, y en todos los lugares habitados del país.

23     Y levantaré sobre ellas a un pastor, y Él las apacentará; a mi siervo David; Él las apacentará, y Él será su pastor.

28     Y no serán más por presa a las naciones, ni las fieras de la tierra los devorarán; sino que habitarán seguros, y no habrá quien [los] espante.

30     Y sabrán que yo Jehová su Dios [soy] con ellos, y ellos [son] mi pueblo, la casa de Israel, dice Jehová el Señor.

31     Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi prado, hombres [sois], y yo vuestro Dios, dice Jehová el Señor.



Leccion Sermon



La Biblia


1. Deuteronomio 11 : 1 (thou)

1     Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás su ordenanza, y sus estatutos y sus derechos y sus mandamientos, todos los días

2. Miqueas 6 : 6-8

6     ¿Con qué me presentaré delante de Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Vendré ante Él con holocaustos, con becerros de un año?

7     ¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito [por] mi rebelión, el fruto de mis entrañas [por] el pecado de mi alma?

8     Oh hombre, Él te ha declarado lo que [es] bueno, y ¿qué pide Jehová de ti? Solamente hacer justicia, y amar misericordia, y caminar humildemente con tu Dios.

3. Mateo 4 : 17

17     Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

4. Mateo 5 : 1-12 (to 2nd :), 19, 20

1     Y viendo las multitudes, subió al monte; y sentándose, sus discípulos vinieron a Él.

2     Y abriendo su boca, les enseñaba, diciendo:

3     Bienaventurados los pobres en espíritu; porque de ellos es el reino de los cielos.

4     Bienaventurados los que lloran; porque ellos serán consolados.

5     Bienaventurados los mansos; porque ellos heredarán la tierra.

6     Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia; porque ellos serán saciados.

7     Bienaventurados los misericordiosos; porque ellos alcanzarán misericordia.

8     Bienaventurados los de limpio corazón; porque ellos verán a Dios.

9     Bienaventurados los pacificadores; porque ellos serán llamados hijos de Dios.

10     Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia; porque de ellos es el reino de los cielos.

11     Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contravosotros, mintiendo.

12     Regocijaos y alegraos; porque vuestro galardón es grande en el cielo;

19     De manera que cualquiera que quebrantare uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñare a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que [los] hiciere y enseñare, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

20     Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

5. Juan 14 : 21

21     El que tiene mis mandamientos, y los guarda, éste es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

6. Mateo 20 : 17-19

17     Y subiendo Jesús a Jerusalén, tomó a sus doce discípulos aparte en el camino, y les dijo:

18     He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los príncipes de los sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte;

19     y le entregarán a los gentiles para ser escarnecido, azotado, y crucificado, mas al tercer día resucitará.

7. Mateo 26 : 26-30

26     Y mientras comían, Jesús tomó el pan, y [lo] bendijo, y [lo] partió y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.

27     Y tomando la copa, habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos;

28     porque esto es mi sangre del nuevo testamento, la cual es derramada por muchos para remisión de pecados.

29     Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

30     Y cuando hubieron cantado un himno, salieron al monte de los Olivos.

8. Juan 19 : 1, 16 (to 1st .)

1     Así que, entonces tomó Pilato a Jesús y le azotó.

16     Así que entonces lo entregó a ellos para que fuese crucificado

9. Mateo 28 : 1-3, 5-9, 18-20

1     Pasado el sábado, al amanecer del primer [día] de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María a ver el sepulcro.

2     Y he aquí, fue hecho un gran terremoto; porque el ángel del Señor descendió del cielo y llegando, removió la piedra de la puerta, y se sentó sobre ella.

3     Y su aspecto era como relámpago, y su vestidura blanca como la nieve.

5     Y respondiendo el ángel, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.

6     No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.

7     E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, he aquí, os lo he dicho.

8     Y ellas, saliendo aprisa del sepulcro, con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos.

9     Y mientras iban a dar las nuevas a sus discípulos, he aquí, Jesús les sale al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

18     Y Jesús vino y les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

19     Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

20     enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.



Ciencia y Salud


1. 241 : 19-21

La sustancia de toda devoción es el reflejo y la demostración del Amor divino, que sanan a la enfermedad y destruyen al pecado.

2. 4 : 5-11

Guardar los mandamientos de nuestro Maestro y seguir su ejemplo, es nuestra deuda justa para con él y lo

único digno de evidenciar nuestra gratitud por todo lo que ha hecho. El culto externo no es suficiente de por sí para expresar gratitud leal y sincera, ya que él ha dicho: "Si me amáis, guardad mis mandamientos.

3. 20 : 6-13

Al sacerdote ritualista y al fariseo hipócrita, Jesús dijo:

"Los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios". La historia de Jesús hizo un nuevo calendario que llamamos la era cristiana; pero él no estableció ningún culto ritualista. Sabía que los hombres pueden ser bautizados, participar de la eucaristía, mantener al clero, observar el día de reposo, hacer largas oraciones y, sin embargo, ser sensuales y pecaminosos.

4. 25 : 3-12

La esencia espiritual de la sangre es el sacrificio. La eficacia de la ofrenda espiritual de Jesús es infinitamente mayor de lo que se puede expresar por nuestro concepto de sangre humana. La sangre material de Jesús no era más eficaz para limpiar del pecado cuando se derramó en el "madero maldito", que cuando corría por sus venas, al estar diariamente en los negocios de su Padre. Su carne y sangre verdaderas eran su Vida; y en verdad comen su carne y beben su sangre, los que participan de esa Vida divina.

5. 51 : 19-24

Su ejemplo consumado fue para la salvación de todos nosotros, pero sólo a condición de que hagamos las obras que él hizo y que enseñó a hacer a los demás.

Su propósito al curar, no era sólo restaurar la salud, sino demostrar su Principio divino. Estaba inspirado por Dios, por la Verdad y el Amor, en todo lo que dijo e hizo.

6. 594 : 12-13

OVEJAS. Inocencia; naturaleza inofensiva; los que siguen a su guía

7. 494 : 30-32

Nuestro Maestro echaba fuera los demonios (males) y sanaba a los enfermos. Se debiera poder decir de sus seguidores también que ellos echan fuera el temor y todo mal de sí mismos y de otros y sanan a los enfermos.

8. 32 : 28-26

La Pascua, que Jesús celebró con sus discípulos en el mes de Nisán, en la víspera de su crucifixión, fue un acontecimiento pesaroso, una cena triste, tomada al declinar el día, en el crepúsculo de una gloriosa carrera mientras las tinieblas descendían rápidamente en derredor; y esa cena puso fin para siempre al ritualismo de Jesús, o sus concesiones a la materia.

Sus seguidores, tristes y silenciosos, presintiendo la hora en que se le haría traición a su Maestro, participaron del maná celestial que antaño había alimentado en el desierto a los perseguidos partidarios de la Verdad. Su pan realmente descendió del cielo. Era la gran verdad del ser espiritual, que sanaba a los enfermos y echaba fuera al error. Su Maestro la había explicado toda antes, y ahora ese pan los alimentaba y sostenía. Habían llevado ese pan de casa en casa, partiéndolo (explicándolo) a los demás, y ahora los confortaba a ellos mismos.

Por esta verdad del ser espiritual su Maestro estaba a punto de sufrir violencia y apurar hasta el fondo su copa de dolor. Tenía que dejarles. Anticipando la gran gloria de una victoria eterna, dio gracias y dijo: "Bebed de ella todos".

Cuando el elemento humano en él luchaba con el divino, nuestro gran Maestro dijo: "¡No se haga mi voluntad, sino la Tuya!" —a saber: No sea la carne, sino el Espíritu, lo que esté representado en mí.

Eso es la nueva comprensión del Amor espiritual. Da todo por Cristo, o la Verdad. Bendice a sus enemigos, sana a los enfermos, echa fuera el error, resucita a los muertos en delitos y pecados y anuncia el evangelio a los pobres, a los mansos de corazón.

9. 34 : 10-23, 29-14

Si todos los que alguna vez participaron del sacramento hubieran realmente conmemorado los sufrimientos de Jesús y bebido de su copa, habrían revolucionado al mundo. Si todos los que procuran conmemorarlo por medio de símbolos materiales tomaran la cruz, sanaran enfermos, echaran fuera males y anunciaran el Cristo, o la Verdad, a los pobres —los de pensamiento receptivo— traerían el milenio.

Por todo lo que experimentaron los discípulos se espiritualizaron más y comprendieron mejor lo que el Maestro había enseñado. Su resurrección fue también la resurrección de ellos. Les ayudó a elevarse a sí mismos y a elevar a otros del embotamiento espiritual y de la fe ciega en Dios a la percepción de posibilidades infinitas.

¡Qué contraste entre la última cena de nuestro Señor y su último desayuno espiritual con sus discípulos en las radiantes horas matutinas, en la gozosa reunión sobre la ribera del mar de Galilea! Su tristeza se había convertido en gloria, y la aflicción de sus discípulos en arrepentimiento, los corazones disciplinados y el orgullo reprendido. Convencidos de la infructuosidad de su labor en las tinieblas y despertados por la voz de su Maestro, cambiaron sus métodos, se apartaron de las cosas materiales y echaron su red a la derecha. Al discernir de una nueva manera al Cristo, la Verdad, en la ribera del tiempo, fueron capacitados para elevarse un tanto desde la sensación mortal, o el entierro de la mente en la materia, hacia la renovación de la vida como Espíritu.

Esta reunión espiritual con nuestro Señor, en el amanecer de una nueva luz, es el alimento matutino que los Científicos Cristianos conmemoran. Ellos se inclinan ante el Cristo, la Verdad, para recibir más de su reaparición y comulgar en silencio con el Principio divino, el Amor.

10. 35 : 19 only, 25-29

Nuestro bautismo es una purificación de todo error

…..Nuestra eucaristía es la comunión espiritual con el único Dios.

Nuestro pan, "que desciende del cielo", es la Verdad. Nuestra copa es la cruz. Nuestro vino, la inspiración del Amor, que nuestro Maestro bebió y encomendó a sus seguidores.

11. 31 : 14-22 (to .)

Es el Cristo viviente, la Verdad práctica, lo que hace que Jesús sea "la resurrección y la vida" para todos los que le siguen con sus propias obras. Obedeciendo sus preciosos preceptos —siguiéndole en su demostración en la medida que la comprendamos— bebemos de su copa, participamos de su pan, somos bautizados con su pureza; y finalmente descansaremos, nos sentaremos con él, en plena comprensión del Principio divino que triunfa sobre la muerte.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████