Domingo 12 De Agosto De 2018 |

Domingo 12 De Agosto De 2018



Tema — Alma

Texto De Oro : Salmos 139 : 14



Te alabaré, porque formidable y maravillosamente me formaste; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien.




PDF Download:


Audio:

Also available on YouTube or SoundCloud

████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Lectura Alternada: Jonas 2 : 2-7, 9


2     y dijo: Clamé de mi tribulación a Jehová, y Él me oyó; Del vientre del infierno clamé, y mi voz oíste.

3     Me echaste en el profundo, en medio de los mares, y me rodeó la corriente; Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.

4     Y yo dije: Echado soy de delante de tus ojos: Mas aun veré tu santo templo.

5     Las aguas me rodearon hasta el alma, me rodeó el abismo; Las algas se enredaron a mi cabeza.

6     Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerraduras sobre mí para siempre: Mas tú sacaste mi vida de la corrupción, oh Jehová Dios mío.

7     Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová; Y mi oración entró hasta ti en tu santo templo.

9     Pagaré lo que prometí. La salvación [pertenece] a Jehová.



Leccion Sermon



La Biblia


1. Salmos 19 : 7 (to :)

7     La ley de Jehová [es] perfecta, que convierte el alma;

2. Salmos 25 : 1, 4, 15, 18, 20

1.     A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.

4     Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas.

15     Mis ojos están siempre hacia Jehová; porque Él sacará mis pies de la red.

18     Mira mi aflicción y mi trabajo; y perdona todos mis pecados.

20     Guarda mi alma, y líbrame; no sea yo avergonzado, porque en ti confié.

3. Genesis 32 : 24-28, 30

24     Y Jacob se quedó solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.

25     Y cuando vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.

26     Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices.

27     Y Él le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

28     Y Él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque como príncipe has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

30     Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma.

4. Isaias 59 : 1, 2, 10 (to ;), 15 (and the)-17, 19-21

1     He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír;

2     pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar [su] rostro de vosotros, para no oír.

10     Palpamos la pared como ciegos, y andamos a tientas como sin ojos; tropezamos a mediodía como de noche

15     y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el derecho.

16     Y vio que no [había] hombre, y se maravilló que no hubiera intercesor; por tanto su propio brazo le trajo salvación, y le afirmó su misma justicia.

17     Pues de justicia se vistió como de coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; y se puso las ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto.

19     Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.

20     Y vendrá el Redentor a Sión, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.

21     Y éste será mi pacto con ellos, dice Jehová: Mi Espíritu que [está] sobre ti, y mis palabras que he puesto en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, dice Jehová, ni de la boca de los hijos de tus hijos, desde ahora y para siempre.

5. Hebreos 12 : 6, 7

6     Porque el Señor al que ama castiga, y azota a todo el que recibe por hijo.

7     Si soportáis el castigo, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no castiga?

6. Hechos 8 : 3

3     Y Saulo asolaba la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando hombres y mujeres [los] entregaba en la cárcel

7. Hechos 9 : 1-5, 8-10 (to ;), 11, 13, 15, 17, 18, 20

1     Y Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote,

2     y pidió de él cartas para las sinagogas de Damasco, para que si hallase algunos de este Camino, ya fuesen hombres o mujeres, los trajese presos a Jerusalén.

3     Y yendo él por el camino, al acercarse a Damasco, súbitamente le cercó un resplandor de luz del cielo;

4     y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

5     Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra los aguijones.

8     Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole de la mano, lo trajeron a Damasco.

9     Y estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

10     Y había un discípulo en Damasco llamado Ananías,

11     Y el Señor le [dijo]: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora

13     Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, de cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;

15     Y le dijo el Señor: Ve; porque instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;

17     Y Ananías fue y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

18     Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y al instante recobró la vista; y levantándose, fue bautizado.

20     Y luego predicaba a Cristo en las sinagogas, [diciendo] que Éste es el Hijo de Dios.

8. Job 22 : 23 (to 2nd ,)

23 Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado;

9. Job 33 : 25-30

25     Su carne será más tierna que la del niño, volverá a los días de su juventud.

26     Orará a Dios, y Éste se agradará de él, y él verá su faz con júbilo. Porque Él restituirá al hombre su justicia.

27     Él mira sobre los hombres; y [al que] dijere: Pequé, y pervertí [lo] recto, y no me ha aprovechado;

28     Dios redimirá su alma, que no pase al sepulcro, y su vida mirará la luz.

29     He aquí, todas estas cosas hace Dios, dos y tres veces con el hombre;

30     Para apartar su alma del sepulcro, y para iluminarlo con la luz de los vivientes.

10. Salmos 23 : 1, 3

1     Jehová es mi pastor; nada me faltará.

3     Restaurará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre



Ciencia y Salud


1. 120 : 4-6

El Alma, o Espíritu, es Dios, inmutable y eterna; y el hombre coexiste con el Alma, Dios, y la refleja, porque el hombre es imagen de Dios.

2. 481 : 29-12

En la Ciencia aprendemos que el sentido material, y no el Alma, es lo que peca; y se hallará que es el sentido del pecado lo que se pierde, y no un alma pecadora. Al leer las Escrituras, la sustitución de la palabra alma por la palabra sentido da el significado correcto en la mayoría de los casos. El pensamiento humano ha adulterado el significado de la palabra alma mediante la hipótesis de que el alma es una inteligencia tanto mala como buena, que reside en la materia. El uso apropiado de la palabra alma siempre puede obtenerse sustituyéndola por la palabra Dios, donde se requiera el significado deífico. En otros casos, empléese la palabra sentido, y se tendrá el significado científico. Como se usa en la Ciencia Cristiana, Alma es propiamente sinónimo de Espíritu, o Dios; pero fuera de la Ciencia, alma es idéntica a sentido, a sensación material.

3. 308 : 14-28, 32-6

Los patriarcas, inspirados por el Alma, oían la voz de la Verdad, y hablaban con Dios tan conscientemente como un hombre habla con otro hombre. Jacob estaba solo, luchando con el error —contendiendo con un sentido mortal de que la vida, la sustancia y la inteligencia existen en la materia, con sus falsos placeres y dolores— cuando un ángel, un mensaje de la Verdad y el Amor, se le apareció y castigó el tendón, o fuerza, de su error, hasta que vio su irrealidad; y la Verdad, siendo de tal modo comprendida, le confirió fuerza espiritual en ese Peniel de la Ciencia divina. Entonces el mensajero espiritual le dijo: "Déjame, porque raya el alba"; es decir, la luz de la Verdad y el Amor alborea sobre ti. Pero el patriarca, percibiendo su error y que necesitaba ayuda, no se desprendió de esa luz gloriosa, hasta que su naturaleza fue transformada….Entonces pidió Jacob a su libertador: "Declárame ahora tu nombre"; pero ese apelativo no le fue revelado, pues el mensajero no era un ser corpóreo, sino una anónima e incorpórea comunicación del Amor divino al hombre, la cual, para usar la palabra del Salmista, confortó su Alma —le dio el sentido espiritual del ser y reprendió su sentido material.

4. 323 : 19-24

Cuando los enfermos o los pecadores despierten para darse cuenta de la necesidad que tienen de lo que carecen, estarán dispuestos a aceptar la Ciencia divina, que gravita hacia el Alma y se aleja del sentido material, aparta el pensamiento del cuerpo y eleva a la mente mortal misma a la contemplación de algo mejor que la enfermedad o el pecado.

5. 326 : 23-26

Saulo de Tarso percibió el camino —el Cristo o la Verdad — sólo cuando su sentido incierto acerca de lo que era justo se sometió a un sentido espiritual, que es siempre justo. Entonces se transformó.

6. 209 : 31-4

El sentido espiritual es una capacidad consciente y constante de comprender a Dios. Demuestra la superioridad de la fe mostrada mediante obras sobre la fe expresada en palabras. Sus ideas se expresan sólo en "nuevas lenguas"; y éstas se interpretan por medio de la traducción del original espiritual al lenguaje que el pensamiento humano pueda comprender.

7. 327 : 1-13 (to 2nd .)

La reforma viene al comprender que no hay placer duradero en el mal, y también al adquirir un afecto por el bien de acuerdo con la Ciencia, la cual revela la verdad inmortal de que ni el placer ni el dolor, ni los apetitos ni las pasiones, pueden existir en la materia o debido a ella, mientras que la Mente divina puede destruir y destruye las creencias erróneas de placer, dolor o temor y todos los apetitos pecaminosos de la mente humana. ¡Qué triste es el espectáculo de la maldad, la cual se complace en la venganza! El mal es a veces el concepto más alto que tiene un hombre de lo que es justo, hasta que se apegue más firmemente al bien. Entonces ya no se complace en la maldad, y ésta viene a ser su tormento. El camino para escapar de las miserias del pecado es cesar de pecar. No hay otro camino.

8. 310 : 18 (We)-23 (to 2nd .)

Comúnmente se nos enseña que hay un alma humana que peca y se pierde espiritualmente —que el alma puede perderse, y, sin embargo, ser inmortal. Si el Alma pudiera pecar, el Espíritu, o Alma, sería carne en vez de Espíritu. Es la creencia de la carne y del sentido material lo que peca Si el Alma pecara, el Alma moriría.

9. 311 : 7-22

El Alma es inmortal porque es Espíritu, el cual no tiene ningún elemento de autodestrucción. ¿Está el hombre perdido espiritualmente? No. Sólo puede perder una consciencia material. Todo pecado es de la carne. No puede ser espiritual. El pecado existe aquí o en el más allá sólo mientras perdure la ilusión de que hay mente en la materia. Es una consciencia de pecado, y no un alma pecaminosa, lo que se pierde. El mal es destruido por la consciencia de bien. Debido a las falsas nociones de que el alma mora en los sentidos y de que la mente mora en la materia, la creencia se desvía hacia una noción de pérdida o ausencia temporarias del alma, la verdad espiritual. Ese estado del error es el sueño mortal de que la vida y la sustancia existen en la materia, y está directamente opuesto a la realidad inmortal del ser. Mientras creamos que el alma puede pecar o que el Alma inmortal está en el cuerpo mortal, no podremos comprender jamás la Ciencia del ser.

10. 302 : 19-24

La Ciencia del ser revela que el hombre es perfecto, así como el Padre es perfecto, porque el Alma, o la Mente, del hombre espiritual es Dios, el Principio divino de todo ser, y porque ese hombre real es gobernado por el Alma y no por los sentidos, por la ley del Espíritu y no por las supuestas leyes de la materia.

11. 322 : 3-13

Cuando la comprensión cambie nuestros puntos de vista acerca de la vida y la inteligencia de una base material a una base espiritual, lograremos la realidad de la Vida, el dominio del Alma sobre los sentidos, y percibiremos el cristianismo, o la Verdad, en su Principio divino. Eso ha de ser el punto culminante, antes que se llegue al hombre armonioso e inmortal y sean reveladas sus aptitudes. Es sumamente importante —en vista del inmenso trabajo a realizarse antes que pueda venir ese reconocimiento de la Ciencia divina— dirigir nuestros pensamientos hacia el Principio divino, para que la creencia finita pueda estar preparada a renunciar a sus errores.

12. 307 : 25 (The)-26

La Mente divina es el Alma del hombre y da al hombre señorío sobre todas las cosas.

13. 578 : 8-9

[EL AMOR] confortará mi alma [sentido espiritual]; [EL AMOR] me guiará por sendas de justicia por amor de Su nombre.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████


Los tres deberes diarios

como se dan en el Manual de iglesia por Mary Baker Eddy

La Oración Diaria.

Será deber de cada miembro de esta Iglesia orar diariamente: "Venga Tu reino"; haz que el reino de la Verdad, la Vida y el Amor divinos se establezca en mí, y quita de mí todo pecado; ¡y que Tu Palabra fecunde los afectos de toda la humanidad, y los gobierne!

Una Regla para Móviles y Actos

Ni la animadversión ni el mero afecto personal deben impulsar los móviles o actos de los miembros de La Iglesia Madre. En la Ciencia, sólo el Amor divino gobierna al hombre, y el Científico Cristiano refleja la dulce amenidad del Amor al reprender el pecado, al expresar verdadera confraternidad, caridad y perdón. Los miembros de esta Iglesia deben velar y orar diariamente para ser liberados de todo mal, de profetizar, juzgar, condenar, aconsejar, influir o ser influidos erróneamente.

Alerta al Deber

Será deber de todo miembro de esta Iglesia defenderse a diario de toda sugestión mental agresiva, y no dejarse inducir a olvido o negligencia en cuanto a su deber para con Dios, para con su Guía y para con la humanidad. Por sus obras será juzgado, — y justificado o condenado.


████████████████████████████████████████████████████████████████████████