el noviembre 8 de 2017 |

el noviembre 8 de 2017

La presencia de Dios, de Vida y Amor omnipotentes, hace que la presencia de la enfermedad sea imposible.

by