el marzo 26 de 2018 |

el marzo 26 de 2018

El hombre de Dios no conoce la discordia ni la decadencia; él es eterno, perfecto, espiritual.

by