2 de julio de 2018 |

2 de julio de 2018

Nuestro negocio siempre es bueno cuando Dios lo gobierna, y no hay inversión o fallas.

by