Día |

Día

de los Escritos Coleccionados por , página 79


Cuando despiertes por la mañana, comprende y repite compresivamente y de inmediato, “Solo hay una Mente”. Y en ese momento, antes de que se capte el mesmerismo del día, establece la verdad sobre el Día. (ver el Glosario) Saber que la creencia del tiempo no tiene dominio sobre ti ni sobre los demás; tú tienes dominio sobre eso. Establece tus días en la conciencia y el desarrollo. El día no tiene rutina. Cuando despiertes, saber que tienes tiempo y oportunidad de hacer todo lo que necesitas hacer este día. Declara, que hay una sola Mente, que todas las cosas ya están hechas en la Mente, y que tú no tienes ni una cosa que hacer, sino que este claro en la conciencia, así esa Mente pueda revelarse. Si te aferras a esto, tendrás mucho tiempo y oportunidad de hacer todas las cosas que necesitas hacer. Saber en la mañana, que el Día es el desarrollo de Su plan; inspiración, que no sabe cómo comenzar ni terminar. Todos los incidentes del día de Dios ya están planeados.

¿Qué tú tienes que hacer hoy? Tú tienes una cosa que hacer, y eso es saber la Verdad. Cuando te enfrentas con dieciséis horas de trabajo, lo primero solo saber la Verdad. No empieces con la creencia de que tienes ciertas cosas que hacer. Si lo haces, ya estás hipnotizado. Debes saber esto antes de empezar, o es demasiado tarde. El revelamiento infinito nunca comienza, nunca termina, y nunca es interrumpido por un momento, y cuando tú estás declarando este por siempre revelamiento del día de Dios, plan y propósito, esto es curación para hoy.

El Amor infinito no conoce limitación, no puede ser restringido en el logro, y sus leyes son irrevocables y no se pueden interferir. Este día no comienza ni termina; no te lleva a ti o a mí, ni a nadie, cerca de la tumba, en creencia ni en lo absoluto. Este día te lleva a ti y toda la creación cerca de la inmortalidad. Este día es la gran acción de la Omnisciencia. No hay poder manifestado en este día sino la Omnipotencia. Este día tiene un orden divino, y ocurre científicamente. Todos los requisitos de este día están establecidos, y no requieren tiempo. Este día es Espíritu, no materia, y no deja cosas materiales decir, “YO SOY” en cualquier incidente de la creación, Este día es inmortalidad revelada y demostrada. No tiene noche. Es la luz eterna, la irradiación del Espíritu, Dios.

Ningún problema puede entrar en el día de Dios. La Mente no está involucrada con problemas. La Mente revela sus ideas sin interrupción. Tiene toda versatilidad, toda originalidad y toda variedad. Es infinito, y todas sus manifestaciones son completas, enteras y satisfechas, porque el hombre está en un estado de completa y suprema satisfacción de Dios.

Salud significa compleción. Uno no necesita aparecer como algo más que completo. El significado original de la salud es solo eso, solo ser completo, nada deficiente, nada insuficiente y la salud que debemos tener. Es divinamente natural. Todos pueden tenerlo por reclamarlo. Se pueden tener en la Ciencia Cristiana, porque la Ciencia Cristiana revela la ley y la ciencia de la vida en Cristo. Necesita ser, y puede ser, demostrado. Tú puedes demostrarlo. Tratar de hacerlo, y ayuda a otros hacerlo este día. Este trabajo DIARIO hará mucho, que no puedes apreciar de inmediato. La correcta comprensión del Día levanta la carga de la creencia mortal, y sirve para disipar el mesmerismo actual de la mente mortal, tanto como protegiéndote de sus reclamaciones.