Nuestro Lugar |

Nuestro Lugar

Del Christian Science Journal, 1 de diciembre de 1883, por


Yo creo que Dios le ha dado a cada uno un lugar, y en esta creación armoniosa, no hay vacío-nada es dejado afuera-nada falta. Así que, podemos también tratar de respirar sin aire, o pensar sin la mente, como para pensar que podemos girar afuera del orden del ser divino, o tomar cualquier otro lugar que no sea el nuestro. Otros podrían tratar de usurparnos; ellos podrían tratar de ser como nosotros; podrían mover la tierra y aparentemente el cielo, para ganar nuestra posición; pero cuando Dios nos ha colocado allí, estamos allí, y nada puede sacarnos de esta nuestra herencia legítima.

Si esto fuera entendido, muchos conflictos cesarían; la envidia y los celos pueden ser cambiados por las vislumbres pacíficas de la alegría y la gratitud; y, mezclándose con la luz del amor, traerá al hombre nueva salud y felicidad, -sí, la vida inmortal.

Nunca vemos a las estrellas compitiendo por los lugares de las demás, ni el sol y la luna en desacuerdo; ni hemos visto un Pablo tomar el lugar de Pedro, Juan o el lugar de nuestro Maestro, o viceversa. Cada uno llena su propio lugar, ella su propio, el su propio, no importando si tienen conocimiento de eso o no; y yo, por mi parte estaré satisfecho en la dulce conciencia que tengo un lugar en Ti, Amor eterno, e independientemente de grande o excelente, humilde o pequeño, yo soy Tu creación; por lo tanto, Tuyo.