el enero 28 de 2017 |

el enero 28 de 2017

Una conciencia llena de Dios no conoce el mal, no lo ve ni lo manifiesta.

by