el diciembre 4 de 2016 |

el diciembre 4 de 2016

La presencia de Dios es suficiente para el trabajo y suficiente para el descanso.

by