el diciembre 30 de 2016 |

el diciembre 30 de 2016

El futuro, como el presente, está conservado perfectamente por Dios, manteniendo el bien perpetuo para todos.