el diciembre 2 de 2016 |

el diciembre 2 de 2016

Jesús no podía hacer nada por sí mismo, ni tú tampoco puedes.

by